Café orgánico, por qué pagar un poco más

Facebooktwittergoogle_pluspinterestrssyoutubeinstagram

Cultivo y explotación del café orgánico

El cultivo del café orgánico se produce sin la intervención de elementos químicos mediante el sistema de agricultura ecológica.

Su siembra se realiza generalmente a la manera tradicional, esto es, a la sombra de otras especies de árboles más altos  como naranjales, plataneros o limoneros. Ello asegura un microclima de temperatura y humedad idóneo.

A su vez, las especies de pájaros que habitan en los árboles controlan las plagas de insectos dañinos para el cafetal.

Este tipo de producción contribuye a la mejora del terreno haciéndolo más fértil gracias a la fijación de carbono atmosférico y a la producción de oxígeno y materia orgánica. Como consecuencia, también las aguas están exentas de contaminantes.

 

café orgánico, café bio, café ecológico

 

Café ecológico: ¿Merece la pena pagar un poco más?

Desde luego. Este proceso que conserva los ciclos de nutrientes da como resultado café de calidad procesado a pequeña escala. Por este motivo sus costes de producción también son superiores a los sistemas de cultivo tradicionales, pero a cambio dan trabajo a más personas.

El cultivo del café orgánico está estrechamente ligado al sistema de comercio justo, ya que asegura el trabajo digno en los lugares de origen, contribuyendo así a la erradicación de la explotación infantil y la desigualdad salarial.

La adquisición de café orgánico supone no sólo beneficios para el medio natural, sino también la estabilidad del medio de vida de un gran número de familias que dedica sus esfuerzos a este método de cultivo.

 

Café orgánico, por qué pagar un poco más

Productores de café ecológico

Más del setenta por ciento del café orgánico mundial procede de América Latina. Los principales exportadores de este tipo de café son Honduras, Colombia, Perú, México y Bolivia. Brasil también se encuentra a la cabeza de la exportación.

Las normas de producción y de procesado del café orgánico están  estrictamente controladas y cumplen las normas internacionales que aseguran un producto libre de elementos contaminantes como abonos químicos, pesticidas o herbicidas, previniendo la erosión, la degradación y la polución de la tierra.

 

Cápsulas de café sistema ESE, sistema ecológico y sostenible
Comparativa de las mejores cafeteras espresso manuales
Cómo hacer un buen café espresso

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: