10 razones por las que tu Smoothie NO est√° bueno

Tienes los ingredientes preparados y tu batidora de vaso lista. Pero cuando llega el momento de tomarlo, la cosa cambia. Tu smoothie tiene un montón de ingredientes saludables, aroma y color apetitosos, pero…¡vaya! Tienes que reconocer que no te ha gustado.
¬ŅPor qu√© una bebida tan sana nos causa esta extra√Īa sensaci√≥n?

A continuación enumeramos 10 razones por las que tu Smoothie NO está bueno, muchas de ellas comunes en principiantes. ¡No te desanimes! El Smoothie perfecto te espera.

1.‚Äď Exceso de agua. Los smoothies y batidos siempre llevan una proporci√≥n de agua o l√≠quido, pero llenar la jarra de la batidora de vaso con demasiada agua da como resultado bebidas de colores y sabores desva√≠dos que no incentivan nuestra papilas. Lo ideal es a√Īadir al batido un poquito de agua e ir incorpor√°ndola poco a poco durante la elaboraci√≥n para no pasarse. Ten en cuenta la cantidad de hielo.

2.‚Äď Sabor a hierba. Mide bien la cantidad de verdura de hoja verde. Ten en cuenta que no es lo mismo ingerirla cocinada que cruda. Por ejemplo, hace falta un volumen grande de espinacas para hacer un pur√©, pues con el calor se reducen a casi la cuarta parte, pero un exceso de espinacas en un batido provoca gusto amargo y poco apetitoso.

3.‚Äď √Āspero al paladar. Un smoothie debe tener una textura suave y agradable. Si tienes una sensaci√≥n √°spera en la boca cuando lo bebes, es posible que hayas olvidado incorporar una base grasa. Esto se consigue incorporando semillas o frutos que aportan aceites vegetales.

4.‚Äď Sabor repelente. Si no est√°s acostumbrado a nuevos sabores asociar√°s frutas a gusto dulce y verduras a salado; ciertas combinaciones te pueden resultar un tanto repelentes. Ten en cuenta que una fruta dulce, como puede ser el pl√°tano, en teor√≠a no combina bien con una fruta √°cida, como puede ser la pi√Īa. Pero ya sabes, para gustos‚Ķ

5.‚Äď Errores de aderezo. Un smoothie demasiado dulce es aborrecible a la larga. Recuerda que, si utilizas frutas muy maduras aportar√°n m√°s az√ļcares, por lo que tendr√°s que compensarlo. Utiliza y experimenta diferentes especias y busca el punto de sal que te agrada. A veces se trata simplemente de una cuesti√≥n de ali√Īo.

6.‚Äď Temperatura. Por lo general el smoothie se bate con hielo picado. La temperatura puede cambiar radicalmente la experiencia de degustaci√≥n. Un smoothie que te encanta muy fr√≠o te puede causar desagrado si solamente est√° templado. Considera utilizar frutas previamente congeladas o semicongeladas, lo cual aportar√° frescura sin necesidad de a√Īadir demasiado hielo.

7.‚Äď Mal uso de la batidora. Si te han quedado trozos desiguales de ingredientes puede ser desagradable beber el smoothie. Consulta las instrucciones de tu batidora de vaso para sacarle el m√°ximo partido a sus prestaciones.

8.‚Äď Aburrimiento. Si utilizas siempre los mismos ingredientes hacer un smoothie ser√° tedioso. Introduce alimentos que no comer√≠as en otras ocasiones. Por ejemplo, es posible que no te guste el apio, pero quiz√°s un poquito cambie el sabor de tu batido de una forma inesperada y agradable. Inter√©sate por las frutas y verduras de temporada, si son org√°nicas mejor, y aprovecha sus cualidades.

9.‚ÄďFalta de m√©todo. Parece f√°cil, pero hacer un smoothie requiere m√©todo y criterio. No se trata de meter en la batidora de vaso ingredientes sin orden ni concierto.

10.‚Äď Bebiendo a toda velocidad. Un error com√ļn al elaborar nuestros primeros batidos es que no calculamos bien las cantidades y terminamos meti√©ndonos entre pecho y espalda dos grandes vasos a toda velocidad. Las consecuencias pueden ir desde malestar inicial o pesadez a falta de ganas de repetir la experiencia. Recuerda que un smoothie es una bomba nutritiva que has elaborado con esmero. Disfr√ļtalo despacio, con calma, y en la medida justa para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *