Cómo hacer un buen café espresso

Facebooktwittergoogle_pluspinterestrssyoutubeinstagram

La calidad del café

Para hacer un buen café espresso en casa lo ideal es utilizar café en grano bio o ecológico  en cualquiera de sus variedades y molerlo inmediatamente antes de prepararlo.

Ésta puede ser una experiencia radicalmente distinta, en cuanto a aroma y sabor, de la habitual a la que muchas personas están acostumbradas cuando utilizan un café previamente envasado o molido hace tiempo.

 

Cómo hacer un buen café espresso

 

La Molienda

El espesor de la crema determina la perfección de un buen café espresso, y ésta se obtiene controlando la relación entre molienda, prensado y tiempo de filtrado del agua. La molienda más indicada o estándar para espresso debe ser fina y consistente, realizada preferiblemente con un Molinillo de café con sistema de muelas.

Si el café molido es demasiado grueso, el tiempo de preparación sera rápido y obtendremos un espresso aguado. Por el contrario, si la molienda es demasiado fina, el tiempo de preparación será más lento y obtendremos un resultado demasiado amargo. Ten en cuenta que cada café varía sus cualidades en cuanto a tueste, absorción, grado de frescura… Por lo que podrás experimentar con cada variedad.

 

La pureza del agua

Puesto que el agua es un ingrediente esencial para hacer un buen café espresso, es importante controlar su calidad. En zonas con aguas duras convendría instalar o adaptar un sistema de filtrado, lo cual nos agradecerá tanto nuestro paladar como la vida útil de nuestra cafetera espresso manual.

 

Cómo hacer un buen café espresso

La cantidad de café

Una ración estándar de café espresso (un tiro) tiene entre 7 y 7,5 gramos de café molido.
Por lo general los filtros mantienen las medidas estándar para una dosis o, como en algunas máquinas, para un espresso doble (14 gr). Si quieres controlar a fondo la cantidad de café lo ideal es pesar el portafiltro en una balanza de cocina y, tras la reducción a cero utilizando el sistema de tara, cargarlo de café. Para la mayoría de usuarios es suficiente calcular por volumen.

 

El arte del prensado

La mayoría de cafeteras espresso manuales incluyen un prensador (tamper) que encaja perfectamente en el portafiltro. Suele ser de plástico, aunque en el mercado existen otros  modelos de prensadores metálicos mucho más efectivos.

¿Es tan importante presionar el café en el portafiltro para hacer un café espresso?

Sabemos que cuando el agua se filtra a través de cualquier cuerpo utiliza el camino que le ofrece menos resistencia.
Parece una tontería pero, si el café muestra irregularidades, bolsas o agujeros, el flujo de agua a presión creará canales e impedirá que el café se filtre de forma suave y uniforme, por lo que obtendremos una tirada sin espuma y con mal sabor que habrá sufrido demasiada presión en unas zonas y en otras ninguna. Por eso es necesario presionar el café previamente en el portafiltro.

 

Cómo hacer un buen café espresso

 

Para un tiro estándar de espresso se necesita presionar con una fuerza de, aproximadamente, unos 13 kilogramos.

Para hacerte una idea de la fuerza que debes ejercer, puedes probar colocando el portafiltro con su medida de café sobre una báscula de baño prensando encima. Prensa el café de forma que obtengas una superficie lisa y perfectamente horizontal. Ojo: deja un pequeño espacio en la parte superior para permitir que se expanda al ser golpeado por el agua.

 

Resumiendo: estándares de referencia para hacer un buen café espresso

  • Cantidad de café para un tiro: entre 7 y 7,5 gramos
  • Fuerza de prensado en el portafiltro: unos 13 kilos
  • Tiempo de obtención: entre 20 y 25 segundos
  • Presión mínima de salida del agua: 9 bares
  • Volumen del café obtenido: entre 25 y 30 cc.

 

Consejos para comprar una cafetera expresso manual
Lleva tu espresso a otra dimensión
Café orgánico: ¿por qué pagar un poco más?

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *